• En las redes sociales han comenzado a circular imágenes con eslóganes, como este: "Si en Madrid no se fabrica, en Madrid no se bebe".
  • Además, durante el fin de semana ha habido protestas ante los estadios de fútbol del Real Madrid y del Rayo Vallecano y también en Fitur.
  • Curiosamente, la presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, Sol Daurella, es una de las mujeres más ricas de España y está casada con Carles Vilarubí, uno de los vicepresidentes del F.C. Barcelona.
  • Existe el rumor de que la multinacional quiere pagar 80 millones de euros al año al Real Madrid para poner su nombre al estadio.
La dura reestructuración que ha puesto en marcha la multinacional de refrescos conocida por ser la marca de la felicidad ha generado un gran descontento entre sus trabajadores y también en la población, nadie entiende este ERE porque la empresa tiene beneficios y en España además Coca-Cola opera como un verdadero monopolio y  nuestro país es su mejor franquicia mundial. Ahora las protestas van más allá de los paros parciales y totales y las concentraciones y manifestaciones convocadas a partir del 3 de febrero, ya que se ha puesto en marcha un boicot al famoso refresco, que también circula a gran velocidad por las redes sociales. Con eslóganes similares a este: "Si en Madrid no se fabrica, en Madrid no se bebe".

Desde la Federación de Industria y trabajadores Agrarios de la Unión General de Trabajadores (FITAG UGT) piden en un comunicado que se rectifique la reforma laboral para evitar que Coca-Cola saque adelante el ERE y los cierres de las cuatro plantas. El  secretario del sector de Alimentación, Bebidas y Tabacos de la FITAG UGT, Sebastián Serena, ya informó el viernes a Hispanidad que "el comité de empresa de la planta de Fuenlabrada está más cabreado que el resto". Esta planta madrileña es la más grande de España y la más moderna en tecnología y avances.

Además Madrid es la zona de Europa donde más productos de esta marca se consumen por persona. Por eso el descontento es aún mayor y ya se ha hecho notar durante el pasado fin de semana, pues los trabajadores protestaron el sábado ante el Estadio del Santiago Bernabéu y en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) y el domingo ante el Estadio del Rayo Vallecano. La planta de Fuenlabrada ha convocado a partir de este lunes una huelga indefinida como protesta.

Coca-Cola Iberian Partners está presidida por su máxima accionista, Sol Daurella, que posee el 43% de la embotelladora. Además es consejera del Banco Sabadell y propietaria de otras empresas de bebidas como Cacaolat. Como ya ha informado Hispanidad este lunes, la señora Daurella tiene una fortuna estimada en más de 850 millones de euros, pero la matriz de todos sus negocios está en Luxemburgo, país que ofrece numerosas ventajas fiscales frente a España, como cuenta El Economista.

Curiosamente esta mujer que ocupa el puesto 17 de la lista de las mayores fortunas de España, según la revista Forbes, está casada con el vicepresidente responsable del área Institucional del Fútbol Club Barcelona, Carles Vilarubí. Quien posiblemente será el candidato de consenso de la actual Junta Directiva en las próximas elecciones a presidente blaugrana, tras la dimisión de Sandro Rosell.

Pero no es el único contacto que existe entre el gigante de refrescos y el mundo del fútbol, pues se oye el rumor de que Coca-Cola pretende pagar 80 millones de euros al año al Real Madrid para poner su nombre al Estadio Santiago Bernabéu. Sebastián Serena no pudo confirmar a este medio si es cierto o no, pero lo que sí afirmó es que con el "ahorro de no pagar salarios, la empresa podrá dedicarlos a eso o a comprar un Mercedes más nuevo al presidente".

Lo que nos preguntamos ahora es, si dada la vinculación de la presidenta de Coca-Cola Iberian Partners con el F.C. Barcelona por su marido ¿sería posible un acuerdo con su rival futbolístico Aunque en cuestión de negocios seguro que se puede obviar la rivalidad entre ambos clubes.

Cristina Martín

[email protected]