• Eso exige una modificación legal de la Ley del mercado de valores.
  • No dejaría de ser una réplica de lo que ocurre en los tribunales, donde son públicas tanto la condición de imputado como la de condenado.
  • Y de paso, el Consejo de la CNMV operaría con más trasparencia y más libertad respecto a los grandes operadores.
  • Los inversores, naturalmente, se niegan.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez (en la imagen), quiere modificar la ley del mercado de valores (última rectificación, en 2012). Pretende que el regulador bursátil pueda hacer públicas sus investigaciones nada más iniciarse, no al final. Algo prohibido por el artículo 90 de la actual normativa.

En principio, su petición ha sido bien recibida en el Ministerio de Economía pero enseguida encontrará muchas reticencias. Se trata de una especie de equiparación entre la tarea de la Comisión y la de los tribunales, donde son públicas tanto la condición de imputado como la de condenado (o absuelto).

Pero los inversores, sobre todo los grandes inversores, naturalmente, se niegan. Su nombre aparecería en los papeles en el mismo momento de iniciada una investigación sobre sus operaciones bursátiles.

Rodríguez argumenta que de esa forma la CNVM trabajaría con más trasparencia y, ojo, con mucha más libertad, para evitar las presiones de grandes empresa cotizadas  de grandes inversores.

Lo que nadie duda es que toda la inspección bursátil resultaría mucho más trasparente.

Eulogio López

[email protected]