• Pero no hizo caso del informe de sus propios servicios jurídicos.
  • Es la gran media verdad del ex presidente de la Comisión, quien insiste en que no podía prohibir las emisiones.
  • En cualquier caso, la Fiscalía Anticorrupción le ha exonerado del caso. A él y al exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
  • Por cierto, la CNMV de Segura estaba dirigida por su segundo, hoy subgobernador del Banco de España a propuesta de Rubalcaba, Fernando Restoy.

La Fiscalía ha terminado de exonerar al ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el socialista Julio Segura (en la imagen), así como al ex gobernador, también socialista, Fernández Ordóñez, por el caso de las preferentes.

Segura insiste en que la CNMV no tenía instrumentos legales para prohibir a los bancos la emisión de preferentes.

Lo cierto es que si la Comisión hubiese puesto el veto, especialmente por sus relaciones cruzadas con el Banco de España, ningún banco se hubiera atrevido a emitir las participaciones preferentes, las famosas 'pepes'.

Ahora bien, el asunto no es ese. El asunto principal es que el informe de los propios equipos jurídicos de la CNMV aconsejaban al Consejo que presidía Segura y donde imponía su ley Fernando Restoy, como vicepresidente, que se trataba de un producto financiero con riesgo que sólo debía venderse a inversores institucionales. No a particulares. Y Segura no hizo caso.

A partir de aquí vinieron los problemas.

Miriam Prat

[email protected]