• En Europa, la marca ha reducido sus matriculaciones un 8,6%.
  • El mercado chino ya aporta el 23% de las ventas mundiales de la firma.
  • En Argentina, Brasil y Chile, la marca avanza más rápido que el mercado gracias al modelo C4 L, producido en la planta de Palomar (Argentina).

En 2013, Citroën vendió un total de 1.266.000 vehículos en el mundo, esto es, un 0,1% más que en 2012. En líneas generales, las caídas de los mercados de Europa y Rusia se han compensado con los crecimientos registrados en China e Iberoamérica.

Precisamente, según el comunicado remitido este lunes por la compañía, China se ha convertido en el primer mercado mundial para la marca francesa al aumentar sus entregas un 26,3%, hasta las 285.000 unidades, lo que representa un récord histórico. De hecho, el mercado chino ya aporta el 23% de todas las ventas mundiales de la firma.

La cruz la puso Europa, donde la marca francesa ha reducido sus ventas un 8,6%, sobre todo por los descensos registrados en Francia (-5,5%) e Italia (-7,6%).

Sin embargo, la marca ha crecido en el Reino Unido, donde ha superado el listón de las 100.000 unidades y ha aumentado ligeramente (0,1 punto) su penetración en vehículos comerciales ligeros en el Viejo Continente.

Por su parte, el mercado ruso cayó un 5,4% en el año, aunque las cifras del último mes de diciembre permiten mantener cierta esperanza, ya que registraron un aumento del mercado del 4% y un progreso del 10% de la marca.

Estos datos contrastan con los registrados en los tres principales países hispanoamericanos: Argentina, Brasil y Chile, donde Citroën crece a mayor ritmo que el mercado. Si este aumentó un 1,9% en 2013, la firma francesa lo hizo un 3,5%. Y lo ha logrado gracias al modelo C4 L (denominado localmente C4 Lounge), producido en la planta argentina de Palomar. Desde septiembre, el modelo registró 7.000 pedidos en Brasil y Argentina.

Pablo Ferrer

[email protected]