• Asegura que empezarán a dar información, aunque no ha concretado cuándo.
  • Por su  puesto que no lo harán, pero es que además, no incluye en la lista las Islas del Canal, Jersey y Guernsey.
  • Junto con Italia, Francia, España y Alemania, Reino Unido forma el llamado G-5 de los justicieros fiscales.

George Osborne (en la imagen), ministro de Finanzas del Reino Unido, ha declarado que los territorios británicos en ultramar van a colaborar más estrechamente con los países europeos en contra de la evasión fiscal. El cinismo del político del Reino Unido, obligado a mantener las formas desde que su país preside el G-8, es patente. Resulta difícil creer las palabras del responsable de Economía de un país como el suyo. Muchas de sus colonias y ex colonias, e incluso sus territorios en el canal, la islas de Jersey, Guernesey y la isla de Man, son paraísos fiscales. Nadie cree seriamente que vaya a cumplir sus promesas, aunque haya insistido en que a partir de ahora habrá un nivel de información mucho mayor sobre cuentas bancarias, que se intercambiará con otros países en una base multilateral destinada a avanzar hacia un nuevo standard global.

Osborne ha declarado que las Islas Turcas y Caicos, Monserrat, al sureste de Puerto Rico, Vírgenes, Bermudas, Anguila, Caimán y  la isla de Man han suscrito un acuerdo por virtud del cual se comprometen a facilitar información sobre los titulares de cuentas bancarias y el uso que les dan. Reino Unido, Alemania, Francia, Italia  y España compartirán dicha información en cumplimiento del compromiso de estos cinco países para luchar contra el fraude fiscal. Es el llamado G5 de los 'justicieros fiscales' suscrito por el propio Osborne, Schäuble, Pierre Moscovici,  Grilli y nuestro ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, un grupo con motivaciones muy desiguales a la hora de combatir el fraude.

"Esto supone un importante paso hacia delante en la lucha contra las finanzas ilícitas y fija un referente mundial en la lucha contra la evasión fiscal", ha dicho Osborne, quien, sin embargo, no ha explicado por qué no ha obligado a los dos grandes paraísos fiscales británicos, Jersey y Guernsey,  a formar parte del acuerdo. Las islas se han negado a dar datos a otro país que no sea el Reino Unido. Y eso que son dependencias de la Corona Británica y sus ciudadanos tienen pasaporte británico. Hay que recordar que las islas Bermudas sí han firmado el acuerdo, y su nivel de autogobierno es mucho mayor que el de Escocia, Gales y el Norte de Irlanda.

Mariano Tomás
[email protected]