• Dice que, si llega al poder, despenalizará el aborto en determinados supuestos.
  • Y sobre el matrimonio homosexual: "Lo que resulte de esa legislación será lo que la sociedad quiera, y no lo que nadie imponga", afirma la candidata socialista en Chile.
Se acerca la segunda tanda de las elecciones en Chile, para elegir a la futura presidenta del país. Las dos contendientes, la socialista Michelle Bachelet (en la imagen) y la candidata de derecha, Evelyn Matthei, afinan sus estrategias. Recordemos que Bachelet obtuvo el 46% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales de Chile; mientras que Matthei consiguió el 25% de los sufragios.

Bachelet, representante del Nuevo Orden Mundial en su país, quiere introducir en Chile la ideología de género y sus postulados más importantes: aborto y matrimonio homosexual. Por eso, estas semanas ha insistido en ello y en que, de ser elegida en las elecciones del próximo 15 de diciembre, enviará un proyecto de ley para despenalizar el aborto que se lleve a cabo por causas terapéuticas o por violación, recogía el diario chileno 'El Mercurio'.

Y respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo, Bachelet ha reconocido que se trata de un tema "controvertido" que debe ser "debatido como sociedad e incluso legislado" en Chile. "Lo que resulte de esa legislación será lo que la sociedad quiera, y no lo que nadie imponga", ha apostillado. Lo que cabría interpretar como un posible referéndum sobre el particular, aunque no está claro.

Asimismo, al ser preguntada sobre la posibilidad de que parejas homosexuales puedan adoptar niños, la exmandataria ha indicado que en este ámbito es necesario avanzar "pasito a pasito" y ha afirmado que ella no tiene una opinión totalmente definida al respecto.

Como Bachelet es favorita en las encuestas, mucho nos tememos que Chile caiga en las garras del NOM y legalice ambas políticas, contrarias a la ley natural.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]