• O que sean readmitidos en la entidad controlada por el FROB.
  • Según la sentencia, no está probado que tanto el ex presidente como el ex consejero delegado incurrieran en incumplimientos o hicieran dejación de sus funciones.
  • La entidad recurrirá la sentencia esta misma semana.

El ex presidente de Catalunya Caixa, Adolf Todó (en la imagen) y el ex consejero delegado de la entidad, Jaume Masana, tendrán que ser readmitidos o indemnizados con 600.000 euros cada uno por despido improcedente. Es lo que ha dictaminado el titular del Juzgado de lo Social número ocho de Barcelona, Francisco Leal.

Según la sentencia, las cartas de despido que en su día recibieron los dos directivos de la entidad "carecen de hechos concretos y determinados que puedan reflejarse y recogerse directamente en el apartado de probanzas, estando repleta de comentarios genéricos que tampoco en acto de juicio son objeto de concreción"

En resumen: no quedó debidamente probado que Todó y Masana incurrieran en incumplimiento o hicieran dejación de sus funciones.

En cualquier caso, según fuentes del FROB, la entidad recurrirá la sentencia esta -misma semana.

Pablo Ferrer

[email protected]