• Sin embargo, el Banco de España prefiere la adjudicación directa o la partición.
  • Se trataría de dividir Catalunya Banc entre un banco bueno y otro malo. El bueno se vendería, el malo se quedaría en el FROB.
  • ¿Y cuál es la opción más barata de las tres Ninguna. CX nos va a salir muy cara.
  • En cualquier caso, CX necesitará más capital.
  • Y todo ello, para el próximo otoño.
  • Atención: para cualquier movimiento, antes hay que reducir la plantilla.

José Carlos Pla (en la imagen) no para, desde que el pasado lunes se sentó en el despacho presidencial de Catalunya Caixa (CX), en sustitución de Adolf Todó. El segundo de Todó, Jaume Massana, ha fichado por Caixabank para semidirector territorial, así que tampoco le ayuda en la transición.

No sólo tiene que analizar la entidad sino que lleva escrita la cartilla del propietario, el FROB. De entrada, el calendario: para otoño hay que saber qué se hace con Catalunya Banc. Y, se opte por la opción que se opte, hay que hacer una reducción de plantilla, una de las principales acusaciones contra Todó era, precisamente, que paralizó el nuevo ERE.

Para situarnos: CX ya realizó un ERE de 1.300 trabajadores más otros 330 que se marcharon con un programa de bajas incentivadas. Ahora quedan 7.000. De entrada, se planteaba un ERE para 2.600 trabajadores pero el FROB considera que se queda corto. Es la primera asignatura de Pla.

Pero vamos con las opciones. Para el FROB, lo ideal es la adjudicación directa. No quieren arriesgarse a una subasta, que ya van dos fracasos consecutivos. Ahora bien, la adjudicación podría encontrar pegas en Bruselas. La otra opción que plantea el FROB es la de la división de CX en un banco bueno y otro malo. El bueno se vendería y el malo se lo quedaría el Estado.

Ahora bien, ahí surge la tercera opción, del propio Pla, quien preferiría convertirse, sin perder la identidad, para no tener que renegociar con Bruselas, en un satélite de Bankia y proseguir, a las órdenes de Goirigolzarri, el saneamiento. Ya saben, la vieja idea de la holding, sólo que sin NCG Banco. Y Pla no se opone a ser dirigido por sui antiguo jefe, Goirigolzarri, el mismo que proporcionó su nombre al FROB para presidir CX.

¿Y cuál es la opción más barata de las tres Ninguna. Todas nos van a salir carísimas a los españoles. Pero lo que sí parece claro es que en otoño todo tiene que estar finiquitado. Creo.

Eulogio López

[email protected]