• José Carlos Pla ya prepara, como hipótesis de futuro, la futura segregación.
  • Y es que el ministro Guindos se ha plantado: no admitirá 'chantajes' de la banca con los nacionalizados.
  • Si no hay ofertas por la entidad catalana recurrirá al troceo: lo bueno se venderá sin ayudas y lo malo lo deglutirá el FROB.
  • Lo que, naturalmente, nos saldrá muy caro a los españoles.
  • Eso sí, la liquidación de CX no se contempla: habría que devolver el dinero a Europa de inmediato.
  • En ese escenario, lo lógico es que Novagalicia acabe en los fondos.
  • Y todo ello pendiente de que no haya más sustos. Por cierto, ¿qué pasa con BMN

Los bancos ya han advertido el FROB que sin ayudas -sea capitalización o sea Esquema De Protección De Activos (EPA)- no piensan comprar banco alguno, ni Novagalicia Banco (NCG) ni Catalunya Banc (CX).

NCG Banco marcha mejor que CX, cuyo valor se deprecia por momentos, así que el ministro Luis de Guindos siempre dispone  la oferta de Guggenheim y otros cuatro fondos de capital-riesgo norteamericanos. Después de la venta de EVO a Apollo, la entrada de fondos de inversión como propietarios ya no es un imposible.

Ahora bien, por eso los bancos se crecen: si le vendes NCG a los fondos sin ayudas públicas no esperes que acudamos a CX. Sería una tercera subasta desierta.

Pero Guindos se ha cansado de lo que en Economía no dudan en calificar de chantaje: sin ayudas CX se quedará sin dueño, ustedes verán.

Pues bien el FROB, propietario de CX, ya ha dado instrucciones al líder de la entidad, José Carlos Pla (en la imagen), para preparar, como hipótesis de futuro, el posible troceo. Guindos está dispuesto a partir en dos el banco: lo bueno se lo llevaría, sin ayudas, cualquier entidad y lo malo lo deglutirá el FROB. Naturalmente, una vez que la liquidación de la entidad no es posible, pues habría que devolver a Europa todo el dinero y porque aquí no quiebra nadie, la solución nos saldría muy cara a los españoles.

Pero, la verdad, es que también nos ha salido carísimo el salvamento de bancos a costa de regalársela, y encima con ayudas, a un banco reflotador.

En este ambiente, lo lógico es que NCG Banco sea para los fondos arracimados alrededor de Guggenheim. Y todo ello, claro está, suponiendo que no haya sustos. Por cierto, ¿qué pasa con BMN

Eulogio López

[email protected]