• Y si no se trocea es porque el mayor agujero lo tiene en la red de oficinas fuera de Cataluña.
  • Sin embargo, el ministro admite que se podrán vender divisiones.
  • Y fecha para antes del verano la resolución de la tercera subasta.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, lo ha dejado claro, otra vez, este martes, tras la reunión del Eurogrupo: Catalunya Banc (CX) "no se trocea". Pero, ¿se limpia Porque lo que hace el ministro no es otra cosa que jugar con las palabras.

Si hablamos de troceo geográfico, vale, no se trocea, sobre todo porque el mayor agujero lo tiene en la red de oficinas fuera de Cataluña. Una red que el FROB ya ha intentado vender pero sin éxito. Nadie quiere unas sucursales muy apalancadas, que crecieron con pocos depósitos y muchos créditos, sobre todo promotor, inmobiliario y a pymes.

Pero la cosa cambia radicalmente si hablamos de trocear la entidad en una parte buena y otra mala. De hecho, es en lo que está trabajando el presidente, José Carlos Pla (en la imagen), y su equipo, siguiendo las directrices del FROB. La parte buena será la subastada y la parte mala se quedará en manos del FROB. Es decir, la pagaremos entre todos. Tranquilos, estamos hablando de la tercera parte de un balance de 70.000 millones de euros.

En cualquier caso, Guindos ha admitido que se podrán vender divisiones, tal y como ocurrió con Novagalicia Banco antes de ser subastada. Todo por evitar un nuevo fracaso -sería el tercero- a la hora de subastar la entidad. Fracaso que ni el FROB ni el Gobierno se pueden permitir y menos ahora, con el rescate bancario concluido. La diferencia es que, mientras Novagalicia despertó el interés del mercado porque ya estaba saneada, CX no.

Sea como fuere, Guindos fecha para antes del verano la privatización de la entidad catalana. De 'toda' la entidad.

Pablo Ferrer

[email protected]