• India: veinte pastores de la Iglesia Bautista, atacados por extremistas hindúes.
  • Sudán del Sur: dos pastores presbiterianos detenidos ilegalmente desde el 19 de mayo.
  • Pakistán: el hombre falsamente acusado de blasfemia, a juicio.
La agencia Fides, como siempre, nos cuenta algunos de los últimos casos de persecución a los cristianos en el mundo.

En la India, por ejemplo, extremistas hindúes han atacado brutalmente a 20 pastores protestantes de la Iglesia Bautista en el distrito de Mahehwaram Mandal, en la capital del estado de Andhra Pradesh, en el centro-sur del país. El pasado 4 de junio unos 50 militantes del grupo 'Rashtriya Swayamsevak Sangh' (RSS, Cuerpo de voluntarios hindúes) interrumpieron un retiro espiritual del grupo de pastores bautistas, insultándoles, golpeándoles con palos y dejándoles heridos, informa Fides.

Durante la violencia, los activistas acusaron a los pastores de realizar "actividades de conversión forzada". Los pastores fueron llevados al hospital y presentaron una denuncia ante la policía. En los próximos días las comunidades cristianas del territorio pretenden organizar una marcha pacífica para protestar contra la violencia.

Por otra parte, en Sudán del Sur, dos pastores de la Iglesia Presbiteriana llevan detenidos desde el 19 de mayo por las autoridades del país, que están impidiendo cualquier contacto con los familiares de los detenidos y con sus abogados, cuenta también Fides.

Según Amnistía Internacional, algunos testigos vieron cómo el 19 de mayo a las 8 pm, la policía entró por la fuerza en la casa del Rev. Kida, tirando varios disparos al aire. Al parecer, el reverendo fue golpeado y arrestado. La policía ha incautado en las casas de ambos, móviles, ordenadores y documentos. A continuación, a las 10 de la misma tarde, la policía derribó la puerta del pastor Gayin llevándoselo detenido.

No se sabe por qué han sido arrestados o el lugar donde se encuentran detenidos. La Constitución provisional de Sudán del Sur prohíbe detener a una persona más de 24 horas sin el permiso de un tribunal. La detención y encarcelamiento de los dos religiosos, es por lo tanto totalmente ilegal, dice Amnistía Internacional.

Y en Pakistán -lugar donde rige la injusta ley de blasfemia- Sawan Masih, el fiel cristiano falsamente acusado de insultar al profeta Mahoma, sigue en la cárcel por blasfemia. A raíz de las acusaciones, el 9 de marzo de 2013, un grupo de unos tres mil musulmanes atacó a todo el barrio donde vivía, quemando dos iglesias y unos 178 hogares cristianos, informa también Fides.

"Masih es completamente inocente. El proceso está empezando y vamos a tener la próxima audiencia el 12 de junio" , dice el abogado. El colegio de los defensores ha retirado la solicitud de libertad bajo fianza por las amenazas contra Masih, prefiriendo que el hombre sea juzgado en la cárcel. "Son dos casos diferentes: el primero se basa en la ley antiterrorista, el otro sobre la blasfemia. Pero son un signo de mal funcionamiento y discriminatorio del sistema judicial en Pakistán", señala Shakir,  el abogado defensor de Sawan Masih.

Además, cientos de hombres que incendiaron el citado barrio cristiano de Lahore 'Jospeh Colony' han sido puestos en libertad por la policía y de los 83 identificados y detenidos, 31 han obtenido la libertad bajo fianza.

Urgen, como siempre, oraciones por los cristianos perseguidos en todo el mundo por el solo hecho de su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]