• CCOO y UGT se plantean salir de los consejos de administración de las empresas.
  • Toxo: "No puede ser que todos los vocales de un consejo tengan la misma responsabilidad pero no la misma capacidad".
  • Sin embargo, les gusta el papel del Consejo de Vigilancia alemán.
  • Sobre el caso Cajamadrid, Méndez alega que no todas las operaciones de compra tienen por qué resultar delictivas.

El ex presidente de Cajamadrid, Miguel Blesa (en la imagen), ya ha entrado y salido de prisión de veces. Por dos razones: la compa de un banco en Florida y por la concesión de un crédito de 36 millones de euros a Gerardo Díaz Ferrán, hasta ayer compañero suyo en la prisión de Soto del Real

Había miembros de UGT -y de CCOO, y de PSOE, y de IU, y del PP- en el Consejo de Administración de Cajamadrid. Por tanto, Hispanidad pregunta a los secretarios de UGT, Cándido Méndez y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo que enjuicien el caso Blesa.

No quieren opinar sobre el lío judicial -respeto a la justicia, claro, pero Méndez sale a la defensiva: no había miembros de UGT en el consejo de Administración de Cajamadrid, porque no estaban como sindicalistas sino como representantes del ayuntamiento. Bien, dejemos esto a beneficio de inventario.

Por fin, 'a título personal', Méndez asegura que la postura de un sindicato de clase es de "integración crítica en el sistema de una sociedad de libre mercado" (apunten esa frase para la posteridad) pero que "si se producen pérdidas en una operación de mercado" no tiene por qué ser delictivo.

Toxo no juzga la operación Blesa. Para él, no hay conexión entre "la presencia de sindicalistas en el Consejo de Administración". Y, de inmediato, pasa al ataque: "Ojalá tuvieran todos los imputados avalistas tan potentes como el señor Blesa o la Casa Real".

Pide Toxo un cambio en la ley de sociedades anónimas y en sus órganos de Gobierno: "los consejeros, independientes o dominicales tienen todos la misma responsabilidad a los ojos de la ley pero no todos tienen la misma capacidad. Y esto conviene regularlo".

Y así llega a la conclusión: asegura haber propuesto al sindicato no participar en los consejos de Administración (la verdad es que, con la reforma de la ley de cajas, en pocos consejos intervienen), pero la idea es buena. En cualquier caso, si la normativa sigue igual "nosotros abandonaremos los consejos de Administración".

Eso sí, a Toxo, muy germanófilo, le encanta el sistema alemán del Consejo de Vigilancia, donde sí participan los sindicatos, porque "los trabajadores tienen tanto derecho como los accionistas a saber cómo va la empresa".

Se equivoca Toxo: el Consejo de Vigilancia no tiene poder ejecutivo pero tiene el mayor poder: cesar al equipo ejecutivo.

Que es lo que le gusta a Toxo: poder sin responsabilidad para los sindicatos en las empresas. Y sin comprar un sola acción.

En cualquier caso, los sindicatos no son responsables en el caso Blesa. ¿Ha quedado claro

Eulogio López

[email protected]