• Él mismo manifiesta que no quiere ser presidente, pero sí nombrar al presidente.
  • Caixa y Sabadell le apoyan con entusiasmo y NCG Banco y Popular esperan que la Xunta de Galicia mueva ficha. Basogoiti ha quedado quemado al haber llevado auditoría.
  • Lo malo, ya lo saben, es que en Galicia piensan que meter a Carceller en Pescanova es regalarle la gestión a los alemanes de Oetker.
  • Y todos coinciden en que un consultor -Deloitte- no debe regir una empresa, salvo para aclarar las cuentas.

En Novagalicia Banco lo tienen claro: la Xunta ha pasado del apoyo al estupor. Se refieren, claro está a Manuel Fernández de Sousa, fundador y presidente de Pescanova, a quien ya se asigna un puesto en el banquillo. Si la Xunta no dice nada, y por el momento permanece muda, Demetrio Carceller (en la imagen) controlará Pescanova, aunque él se empeñe -al igual que en Sacyr- en no figurar como presidente.

La campaña electoral pro-Carceller comenzó en Banco Sabadell y Caixabank. Carceller cuenta con el apoyo de Jaime Guardiola y Juan María Nin. Por el Popular y NCG Banco esperaban acontecimientos. Pescanova es la segunda industria gallega y líder mundial, al menos en varias líneas de congelados. Y además, gana dinero, aunque no se haya endeudado más de lo recomendable (ya se habla de 4.000 millones de deuda).

Pero el oscurantismo de Sousa ha sido su ruina. La Xunta que apoyó a Sousa como marchamo de galleguidad y no deslocalización de la empresa, se lo está pensando. El Gobierno Rajoy guarda silencio, un silencio que más parece estruendo. Mientras, Carceller continúa ganando posiciones.

Además, los bancos no admiten a Antonio Basagoiti pues dirigió el Comité de Auditoría. La verdad es que Sousa no informaba a nadie pero su buena relación con el consejero del Santander no gusta a otras entidades.

Ahora bien, Feijóo duda. Sabe que ofrecerle el control a Carceller implica cedérselo a sus socios en Damm y Ebro, es decir, que Pescanova acabaría en manos germanas, a las que el desarrollo industrial de Galicia importa un comino.

En algo coinciden todas las partes enfrentadas: cuanto antes termine su trabajo Deloitte, nombrada por la CNMV como administrador de la sociedad, mejor. Todos coinciden en algo: una consultora puede certificar una deuda, pero no sabe regir una empresa.

Eulogio López

[email protected]