La Fiscalía ha pedido un informe a Interior aunque cree que se debió a un error

El enfado de la Guardia Civil es monumental y no es para menos. Y es que el adelanto en la difusión de la nota de prensa por parte del Ministerio del Interior puso en peligro el éxito de la misma. De hecho, según publica este jueves el diario El Mundo, los etarras destruyeron pruebas gracias al anuncio de Interior.

Como no podía ser de otra forma, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación, aunque creen que el adelanto se debió a un error y no fue intencionado. En cualquier caso, se trata de un error grave que pone en entredicho el futuro de Albert Gimeno como director de comunicación del Ministerio del Interior.

Andrés Velázquez

[email protected]