• Según las previsiones de otoño de la CE, España registrará en 2014 un déficit presupuestario del 5,9%, frente al objetivo del 5,8%.
  • Para Olli Rhen, el borrador de presupuestos presentado por el Gobierno español se basa en unas previsiones de crecimiento "un poco optimistas" y "probablemente, haya una sobreestimación de ingresos fiscales".
  • Además, "el plan de esfuerzos estructurales no llega al nivel necesario".
  • La CE aprecia "riesgos de ejecución, sobre todo, en lo que se refiere a las medidas regionales sobre ingresos y al resultado de las medidas para luchar contra el fraude fiscal y en la Seguridad Social".
Según el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Olli Rehn (en la imagen), España está "en riesgo" de no cumplir las exigencias macroeconómicas marcadas para 2013 y, sobre todo, para las de 2014. Por eso, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios ha insistido en que "deberá seguir haciendo un esfuerzo" para cumplir los requisitos fijados por el Pacto de Estabilidad Fiscal.

Poco antes, la Comisión Europea había dictaminado en su informe que el presupuesto de España para 2014 no garantiza el cumplimiento del objetivo de rebajar el déficit hasta el 5,8% del PIB fijado por la UE y por ello ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que apruebe recortes adicionales.

Según las previsiones de otoño de Bruselas, España registrará en 2014 un déficit presupuestario del 5,9%, ligeramente por encima del objetivo, aunque el Ejecutivo comunitario avisó de que este cálculo esta sujeto a importantes riesgos por la caída de ingresos. Vamos, que nos quieren apretar todavía más el gaznate, por si los esfuerzos no habían sido suficientes.

"Para 2014, el borrador de presupuesto (de España) corre el riesgo de no respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que el objetivo de déficit global podría incumplirse y tampoco se prevé que se logre la mejora estructural recomendada", ha avisado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

"La Comisión invita por tanto a las autoridades españolas a que adopten las medidas necesarias en el curso del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2014 cumpla plenamente" el Pacto de Estabilidad, señala el comunicado.

Ahora bien: ¿qué medidas concretas recomienda la Comisión a España, le han preguntado los periodistas a esa alegría de la huerta que es Olli Rehn. Y este, muy serio, ha advertido que el borrador de presupuestos presentado por el Gobierno español se basa en unas previsiones de crecimiento "un poco optimistas" y,  "probablemente, haya una sobreestimación de ingresos fiscales".

Además, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha señalado que "el plan de esfuerzos estructurales no llega al nivel necesario" fijado en las recomendaciones de Bruselas para avanzar en la salida del déficit excesivo.

En concreto, el documento publicado por la Comisión Europea especifica que las divergencias entre los cálculos españoles y europeos se deben a que estos últimos se basan en "un crecimiento nominal del PIB y unas estimaciones de empleo ligeramente más prudentes, que implican un incremento de los ingresos más débil".

El informe comunitario añade: "Se aprecian algunos riesgos de ejecución, sobre todo, en lo que se refiere a las medidas regionales sobre ingresos y al resultado de las medidas para luchar contra el fraude fiscal y en la Seguridad Social".

Andrés Velázquez

[email protected]