Sr. Director:
Una vez más, sale el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, manifestándose sobre el aborto.

En esta ocasión en una entrevista que le concede a Europa Press dice que le choca que una menor de 16 años pueda abortar sin apoyo familiar y que el PSOE debe tener en cuenta todas las posturas al respecto, ya que está convencido de que en el partido no todos piensan milimétricamente lo mismo.

Pero aún a pesar de todo, el señor Bono dice que no se plantea apelar al voto en conciencia cuando el proyecto llegue al Pleno del Congreso, porque tal y como está planteado los diputados debemos el escaño al partido que nos presenta las listas cerradas y bloqueadas y no me planteo la posibilidad de la indisciplina.

Respeto su decisión en la obediencia a su partido, somos libres, no faltaría más, pero ningún católico coherente con su fe podrá aprobar ni dar su voto a una ley que trata de matar a un ser humano inocente. El aborto no es un derecho de la madre sobre la vida del hijo en gestación. El aborto es un crimen horrendo, sea a la edad que sea. Y eso es lo que tendría que defender si fuese un cristiano auténtico.

Lo que ocurre Don José es que no se puede servir a dos señores Nos está dejando muy claro que antes quiere ser fiel a su partido que a sus creencias, al menos es lo que deja ver.

Nieves Jiménez

[email protected]