Afirma que la competitividad de Europa no puede basarse en salarios bajos pero admite que en nuestro país el coste de la mano de obra es "muy interesante"

El embajador francés en España, Jerôme Bonnafont, ha afirmado este jueves que nuestro país aún tiene que resolver el asunto del coste de la energía. De hecho, ha asegurado que la única pregunta que le hacen los empresarios de las 1.800 compañías galas en nuestro país es sobre el futuro del coste de la energía.

Durante su intervención en el desayuno informativo organizado por Executive Forum, Bonnafont ha asegurado que Europa no puede basar su competitividad en unos salarios bajos. Sin embargo, en otro momento de su discurso ha admitido que España ha ganado competitividad, por ejemplo en el sector del automóvil, porque el coste de la mano de obra es "muy interesante". Muy diplomático.

En otro momento de su intervención, el embajador ha afirmado que su Gobierno "no bajará la guardia" en la lucha contra ETA. Según Bonnafont, aún "queda trabajo por hacer".

Pablo Ferrer

[email protected]