• En 2013, se prevé un crecimiento del país del 6,5%.
  • La cifra de subalimbentados bajó en los dos últimos años de un poco más de tres millones a 2,2 millones.
  • Y la desnutrición crónica en menores de cinco años disminuyó del 27% al 20%.
El presidente de Bolivia, Evo Morales (en la imagen), ha calificado de "récord histórico" el crecimiento del país en 2013, que se prevé que cierre en un 6,5 por ciento, y ha anunciado 6.000 millones de dólares de inversión (unos 4.475 millones de euros) en 2014, recoge Europa Press.

Además, Bolivia prevé para 2014 un crecimiento económico del 5,7 por ciento y una inflación del 5,5 por ciento. De esta forma, concluye que la inflación pronosticada para el 2014 "estaría muy por debajo de la tasa prevista para este año, que cerraría con 7,5 por ciento, impulsada principalmente por el alza estacional de tres alimentos: la papa, tomate y carne de pollo".

En materia de inversión pública, Morales anunció que en 2014 se tiene previsto un monto que superará los 6.000 millones de dólares, cuyo 20 por ciento se compone de créditos y un 80 por ciento de los propios recursos del país.

Todos estos datos macroeconómicos contrastan con la economía real. En octubre pasado, el Fondo para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó el informe 'Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo', en el cual se asegura que Bolivia bajó el número de personas mal alimentadas del 33,9% al 21,3% en los últimos dos años y tiene el menor porcentaje de hambruna de las últimas dos décadas, aunque todavía falta mucho para cumplir los Objetivos del Milenio. La cifra bajó en los dos últimos años de un poco más de tres millones de bolivianos subalimentados a 2,2 millones.

El informe señala que este porcentaje es similar al que registró África subsahariana, que tiene el nivel más alto de subalimentación, pero en este mismo tiempo disminuyó del 32,7% al 24,8%.

Según datos de los organismos internacionales, uno de cada cinco niños menores de 5 años sufre desnutrición, que se agrava en el sector indígena pues uno de cada tres menores está desnutrido. Aunque, la FAO reveló recientemente, que en Bolivia la desnutrición crónica en menores de cinco años bajó del 27% al 20%.

Andrés Velázquez
[email protected]