• Según el informe de la Organización  Internacional del Trabajo, "los importantes recortes en los salarios y en la inversión pública en 2012 en España han tenido un impacto muy negativo sobre la economía española".
  • La rescatada Irlanda, con 1.461 euros mensuales de salario mínimo, casi dobla el SMI de España (752,85 euros/mes).
  • Hasta Eslovenia, con 783,66 euros, nos supera. Eso sí, estamos por delante de Polonia (376,58 euros) y Portugal (565,83 euros).
  • Países como Alemania lo han eliminado, pero ni la protección social ni las condiciones económicas son equiparables con las nuestras.
  • El SMI nació en Australia y Nueva Zelanda a principios del siglo XIX.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha advertido al Ejecutivo en su  alerta 'Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2013' sobre el peligro que puede suponer para el déficit ahondar en la moderación salarial, ya que implicaría  "un riesgo añadido de deprimir aún más la demanda y el empleo, dificultando en último término el ajuste fiscal".

El informe desautoriza las recomendaciones del gobernador del Banco de España, Luis María  Linde (en la imagen) de eliminar el salario mínimo interprofesional para fomentar así la contratación de los jóvenes, no han sido desautorizadas por el Gobierno. Quien calla, otorga, y ello no deja de ser una vergüenza, porque  el Salario Mínimo interprofesional, fijado en 752 euros brutos por doce mensualidades, es uno de los más bajos de la Europa de los 15. Cierto es que en países como Alemania se ha eliminado el SMI, pero no es comparable ni el poder adquisitivo de los germanos ni el apoyo social que reciben por parte de la administración, sin ir más lejos las madres.

El informe de la OIT es una auténtica bofetada para Linde, y en cierto modo desautoriza también al Ejecutivo, al  considerar que pese a que "hay todavía poca información estadística para evaluar el impacto" de la reforma laboral o de los cambios en la negociación colectiva, "los importantes recortes en los salarios y en la inversión pública durante 2012 han tenido un impacto muy negativo sobre la economía española".

Las teorías de la OIT son demoledoras para las continuas presunciones del Gobierno sobre las ventajas derivadas de la reforma laboral. La igualdad salarial, según la OIT,  ha aumentado en España porque la mayoría de los despidos los han sufrido los trabajadores con los salarios más bajos. La Organización Internacional del Trabajo afirma también en su informe que España, junto a  Chipre, República Checa, Grecia, Italia, Portugal y Eslovenia, son  países en los que más ha aumentado el descontento social entre 2010 y 2011.

El salario mínimo interprofesional fue establecido por primera en el siglo XIX en Australia y Nueva Zelanda. Nació como respuesta al levantamientos de obreros para solicitar y legalizar un salario mínimo a percibir por un trabajo realizado.

El SMI en España, de 752, 85 euros, dista mucho del que perciben los trabajadores menos favorecidos de nuestro entorno como el Reino Unido (1.264,25 euros); Francia (1430,22 euros) y hasta la rescatada Irlanda, con 1461,85 euros, sin hablar de Luxemburgo, con 1874,19 euros. Hasta Eslovenia, con 783,66 euros, nos supera. Eso sí, estamos por delante de Polonia (376,58 euros) y Portugal (565,83 euros) como muestran las tablas comparativas.

Una recomendación como la de Linde, debería de haber ido acompañada para ser digerida, como mínimo, de la propuesta de medidas adicionales, como por ejemplo la supresión absoluta de todo tipo de impuestos para las personas que percibieran este tipo de salarios. Y ello sería imposible porque perjudicaría aún más el ajuste fiscal, y repercutiría en la recaudación del Ministerio de Hacienda. ¿Quién va a contratar por 700 euros si puede hacerlo por 200 ¿Y dónde está el límite ¿Trabajar a cambio de la comida

Sara Olivo

[email protected]