Obama ha amenazado con vetar cualquier proyecto de ley que aplace o retrase su programa de reforma sanitariaEn EEUU, las dos cámaras del Congreso tienen que conseguir un acuerdo sobre el presupuesto antes de la noche de hoy lunes, cuando finaliza el ejercicio fiscal 2013, para evitar que cientos de miles de funcionarios sean licenciados sin sueldo a partir del martes.

Si hubiera una paralización de las funciones del gobierno el 1 de octubre, se calcula que hasta un 35% de sus más de 2,1 millones de empleados dejarían de trabajar. Y no tendrían garantías de regresar a sus empleos cuando el estancamiento se resuelva.

Si antes de la medianoche del lunes no se aprueba una ley para el nuevo año fiscal, las agencias y programas públicos considerados no esenciales comenzarán a cerrar sus puertas por primera vez en 17 años.

Las negociaciones se reanudan hoy lunes cuando el Senado se reúna a las 2 p.m. (18:00 GMT), y los demócratas intentarán retirar las dos enmiendas republicanas del proyecto de ley de la Cámara de Representantes.

El actual estancamiento obedece específicamente a la reforma sanitaria promulgada por el presidente Obama en 2010, gran parte de la cual debería entrar en vigor el 1 de octubre. El programa 'Obamacare' está destinado a ampliar el seguro médico a millones de personas que no tienen cobertura. El presidente ha amenazado con vetar cualquier proyecto de ley que aplace o retrase su programa de reforma sanitaria.

Los republicanos argumentan que el plan, cuyo lanzamiento está previsto para el 1 de octubre, es una enorme e innecesaria intromisión gubernamental en la medicina que hará que las primas se disparen y se dañe a la economía.

Andrés Velázquez

[email protected]