• Y es cierto que en Cívica se juzga el cobro de dietas por parte del expresidente de Navarra, Miguel Sanz, el exconsejero de Economía, Álvaro Miranda y el actual alcalde de Pamplona, Enrique Maya, sin entrar en el fondo de la cuestión… pero nadie puede asegurar que no se entre.
  • La diferencia incuestionable es ésta: Bankia fue nacionalizada mientras Cívica está siendo saneada por Caixabank.
  • Pero ojo, en principio Blesa no está acusado de meter la mano en la caja sino de negligencia en la gestión.
  • El temor en el sector bancario es que se generalice el sesgo que el juez Elpidio ha dado al sumario del caso Bankia.
  • Por no hablar de que las responsabilidades se eleven al Banco de España en tanto que instituto supervisor.

Tras la bomba informativa de este jueves -el ingreso en prisión de Miguel Blesa- la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina (en la imagen) se ha curado en salud y se ha apresurado a aclarar que el proceso abierto sobre Caja Navarra no tiene nada que ver con el de Caja Madrid.

Ciertamente, ambos casos no tienen que ver en una cosa: en la CAN se juzga el cobro de dietas por parte de Miguel Sanz, expresidente de Navarra, de Álvaro Miranda, el exconsejero de Economía, y de Enrique Maya, el actual alcalde de Pamplona.

A Blesa, sin embargo, se le juzga por negligencia en la gestión, concretamente por la compra del City National Bank de Florida, y por un crédito de 26 millones de euros concedido a Díaz Ferrán. Existe, asimismo, una diferencia incuestionable entre ambas entidades: mientras Bankia ha sido nacionalizada, Banca Cívica está siendo saneada por Caixabank.

Sin embargo, a día de hoy nadie puede asegurar que el juez del caso CAN no vaya a entrar en el fondo de la cuestión. Desde luego, en el sector bancario existe el temor de que se generalice el sesgo que el juez Elpidio José Silva ha dado al sumario del caso Bankia.

Y es que, como hemos señalado, Blesa no está acusado de meter la mano en la caja, sino de negligencia en la gestión. Y, ¿qué banquero no ha cometido alguna negligencia a lo largo de su carrera profesional Por no hablar de que las responsabilidades se puedan elevar al Banco de España. Al fin y a la postre, el órgano supervisor tiene que dar el visto bueno a las operaciones dentro del sector.

Sea como fuere, se ha abierto la caja de Pandora.

Pablo Ferrer

[email protected]