• El presidente de la CE, Durao Barroso, ha instado a Enrico Letta (en la imagen) a cumplir el objetivo de déficit.
  • El primer ministro italiano pide mensajes claros para abordar el desempleo juvenil y concretar cuanto antes la unión bancaria.
  • La OCDE ha empeorado sus previsiones económicas para el país transalpino: la caída del PIB será del 1,5%, medio punto más.
  • Letta visitará España el próximo lunes.

Han transcurrido apenas unos días desde que el Gobierno italiano jurara sus cargos en el Quirinale y este jueves ya se ha reunido con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que le ha instado a cumplir los objetivos de déficit, esto es, inferior al 3% en 2013. Ante las medidas anunciadas por el primer ministro italiano, Enrico Letta, entre las que incluye bajar algunos impuestos, Barroso ha afirmado que espera que "el Gobierno las financiará de manera creíble".

Y es que tanto Berlín como Bruselas no las tienen todas consigo. Por eso, Barroso también confía en que Italia "logre y mantenga una equilibrada posición presupuestaria en términos estructurales, lo que es esencial para situar una alta deuda en un camino de disminución constante".

Letta se ha comprometido a cumplir los objetivos de reducción de déficit con los que se comprometió el anterior Gobierno sin pedir prórrogas, pero ha pedido a la Unión Europea "instrucciones y medidas concretas contra el paro juvenil, al considerar que el nuevo fondo creado al efecto, dotado con  6.000 millones de euros para el periodo 2014-2020, no es una medida suficiente par solucionar el problema". "Necesitamos hacer esfuerzos antes y lo ideal sería combinar lo que podemos hacer con instrumentos europeos con los esfuerzos a nivel nacional", ha afirmado, así como avances en la Unión Bancaria. En este último punto coincide plenamente tanto con Mariano Rajoy como con el premiere francés François Hollande.

Por su parte, la OCDE ha empeorado sus pronósticos sobre la economía del país transalpino al situarlos un  -1,5% del PIB, medio punto por debajo de su anterior previsión, y ha instado al Gobierno italiano a perseverar en las reformas. La previsión para 2014 es algo más optimista, con una estimación de crecimiento del 0,5%.

En cuanto a las tasas de paro, la OCDE prevé para Italia un 11,4% al finalizar 2013, y un 11,8 en 2014.  Además se estima que el ratio de deuda pública respecto al PIB  alcanzará el  131,5% este año y ascenderá hasta un 134,2% el próximo.  Los consejos del mexicano José Ángel Gurria van en la línea de la austeridad y recortes,  aunque han sido formulados con mucho más tacto del habitual en él.

Así, ha recordado a Letta que "en una recesión y con el desempleo al alza a veces es difícil ver la luz al final del túnel, pero estoy convencido de que el compromiso con la actual estrategia de reformas dará como resultado unas mejores condiciones de vida y una economía más dinámica".

También ha instado al Gobierno a reformar el sistema impositivo de Italia, donde los impuestos que se recaudan entre los trabajadores con menores ingresos son mucho más altas que en el resto de Europa. Además ha sugerido una rebaja en los segundos ingresos a las familias, para promover la incorporación de mujeres al mercado de trabajo.

Letta viajará el próximo lunes a Madrid, dentro de la gira europea destinada a presentarse ante sus homólogs europeos, y se reunirá con el presidente Rajoy.

Andrés Velázquez
[email protected]