"La eutanasia de las personas más frágiles es inhumana y destruye los fundamentos de nuestra sociedad", denuncianLa comisión conjunta de Asuntos sociales y de Justicia del Senado belga ha aprobado este miércoles por una amplia mayoría (13 votos a favor y 4 contra) la extensión de la ley de eutanasia a los menores de edad. Ahora la propuesta deberá ser ratificada en el pleno, recoge Zenit.

La reforma prevé que los niños que se encuentren en una situación de dolor físico insoportable e imposible de paliar y que soliciten que se ponga fin a su vida, podrán hacerlo con el acuerdo de sus propios padres y de un equipo médico que evaluará la situación.

Ante tal posibilidad, los líderes cristianos, musulmanes y hebreos de Bélgica emitieron el pasado 6 de noviembre un comunicado conjunto oponiéndose a la legalización de la eutanasia para menores. "La eutanasia de las personas más frágiles es inhumana y destruye los fundamentos de nuestra sociedad", denunciaban. "Es una negación de la dignidad de estas personas y las deja al juicio, es decir, a la arbitrariedad de quien decide", añadían.

En la nota, difundida por la agencia Cathobel, los jefes religiosos destacaban también que están "en contra del sufrimiento físico y moral, particularmente de los niños", pero explicaban que "proponer que los menores puedan elegir su propia muerte es una manera de falsear su facultad de juzgar y por consiguiente su libertad". "Expresamos nuestra viva inquietud frente al riesgo de banalización creciente de una realidad tan grave", concluían.

La legalización de la eutanasia para menores se ha debatido durante casi dos años en el Senado. Una vez se apruebe definitivamente, Bélgica se convertirá en uno de los primeros países en legalizar esta práctica. De esta forma se ampliará la ley de eutanasia vigente desde 2002, que reconoce la eutanasia para mayores de edad o menor emancipado (a partir de los 15 años), capaz, con pronóstico de enfermedad irreversible, que padeciera un sufrimiento físico o psíquico constante e insoportable o una enfermedad grave incurable.

La reforma, que ha sido promovida por los socialistas belgas -el primer ministro belga, Elio Di Rupo, es socialista- y apoyada por varios grupos políticos, con excepción del partido flamenco Vlaams Belang y los democristianos, se convertirá en la más permisiva, puesto que la de otros países como Holanda deja la decisión en manos del menor entre 16 y 18 años y exige el consentimiento paterno para casos entre los 12 y los 16.

La eutanasia en Europa está legalizada en Luxemburgo, Suiza, Bélgica y Holanda. Pero no tardaremos en verla como una de las grandes apuestas socialistas en España. Y si no, al tiempo.

Por cierto, este tipo de reformas de ingeniería social suelen estar impulsadas por la masonería. Pueden verlo en el libro de Maurice Caillet, 'Yo fui masón'.

Andrés Velázquez
[email protected]