El banco aplica la tecnología para relacionarse con los clientesBBVA está trabajando en nuevos y mejorados canales para comunicarse con los clientes de una manera más fácil para ellos por medio de la aplicación de nuevas tecnologías, informa la compañía.
 
Uno de ellos es el Drivethru, un dispositivo con el cual los clientes de BBVA Compass pueden acceder (sin la necesidad de bajarse del coche), a muchos de los servicios que se ofrecen en oficina y en tiempo real.

Si los usuarios tienen cualquier duda, pueden contactar con un gestor operativo a través de videoconferencia de alta definición. Gracias a ello, el sistema no pierde el "toque humano" y permite seguir ofreciendo el servicio personal al cual están acostumbrados los clientes.

Para ello, se ha contado con la colaboración de compañías como Wincor Nixdorf (software y hardware), Atento (proveedor del sistema de videoconferencia) y Gravity (diseño e imagen del dispositivo e interfaz de usuario). BBVA acaba de instalar el primer Drivethru en Houston,Texas, y en los próximos meses continuará el despliegue de pilotos en EEUU.

En España, se ha desarrollado ABIL, el nuevo cajero de BBVA que en esta nueva versión incluye mejoras, como su composición por módulos, que permitirá adaptarlo a las características propias del país donde se quiera llevar.

A finales de  2013 está previsto que estén instalados un total de 200 equipos ABIL en España y en 2014, este nuevo terminal de autoservicio financiero se irá consolidando poco a poco como el cajero estándar a instalar.

Andrés Velázquez
[email protected]