• A ese precio, el Estado podría recuperar lo invertido en la recapitalización de Bankia.
  • Supondría cerrar con éxito el rescate bancario en su punto más importante.
  • Lo previsto era haber vendido el primer 20% del FROB en 2013.
  • Ese es el principal objetivo de la carta de Carrascosa a los fondos perdedores en la venta de Novagalicia Banco.
  • Pero el objetivo es complejo, entre otras cosas por el reflujo de posibles ventas de minoristas afectados por la nacionalización.

El ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen junto a Goirigolzarri), ha aceptado la tesis del presidente de Bankia José Ignacio Goirigolzarri, quien le ha pedido que retrase la reprivatización de Bankia, prevista para 2013 (un 20%). Goiri considera que no debe privatizarse hasta que la acción alcance los 3 de euros por título (ahora mismo está en 1,30). No es un precio elegido al azar: con ese valor, el Estado recuperaría los 23.000 millones de dinero público -o con créditos europeos- que hubo que poner en Bankia. De esta forma, se cerraría el rescate bancario más importante con una cobertura de pérdida. Un éxito, vaya.

Lo cierto es que Bankia camina hacia una capitalización de 15.000 millones de euros y el consenso de analistas es que la acción tiene un potencial de subida que algunos han cifrado hasta en el techo de los 4 euros.

Por tanto, el ministro De Guindos encantado de la vida. Ha aceptado la propuesta, aunque tiene sus riesgos: por ejemplo, la de un reflujo proporcionado por los accionistas damnificados tras la nacionalización de la entidad, que aprovechan la consolidación del valor para vender.

Esa ha sido una de las razones por las que Antonio Carrascosa, director del FROB, envió una carta de los fondos norteamericanos a los que se rechazó en la subasta de Novagalicia Banco para que continúen interesados en España.

Eulogio López

[email protected]