• ¡Increíble pero cierto! Los venezolanos compraron NCG sin tener caja para los pagos.
  • Y el Banco de España se lo otorgó sin exigirles una provisión de fondos.
  • El primer desembolso, "en la fecha de consumación de la operación", es de 403 millones de euros.

Ya lo dijimos en su día: la adjudicación de Novagalicia a Banesco fue una cacicada en toda regla, pero no del FROB, sino del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Entonces señalamos que la oferta de Juan Carlos Escotet, dueño y presidente de Banesco (en la imagen), no era, ni de lejos, la mejor.

El fondo JC Flowers ofreció 1.000 millones de euros al contado más otros 1.000 millones para cubrir futuras pérdidas. Guggenheim estaba dispuesto a poner 600 millones de euros al contado, más un EPA de 500 millones de los que pondría la mitad (250) y el Estado la otra mitad. Aún así, ganó el banco venezolano, cuya oferta no pasaba de los 1.003 millones de euros -a pagar en cómodos plazos-, además de exigir un EPA del 85%.

Pero hay más sorpresas. Resulta que Escotet compró NCG sin tener caja para los pagos. Y, lo que es todavía peor, el Banco de España se lo otorgó sin exigirle, al menos, una provisión de fondos. ¿Se imaginan Comprar una casa y, en el momento de la firma, decirle al vendedor: Por cierto, no he traído el dinero, pero tranquilo, que ya te lo daré.

En cualquier caso, Banesco tiene que realizar un primer pago de 403 millones de euros. Según el calendario anunciado este miércoles por Fernando Restoy, presidente del FROB, este desembolso se debería hacer "en la fecha de consumación de la operación". Es decir, ya. Por eso, Escotet ha encargado a un intermediario para que busque ese dinero. Concretamente, está buscando el apoyo de fondos de inversión para que le den el dinero que le permita pagar la operación. Increíble.

El resto de pagos es más cómodo todavía: 100 millones de euros el 30 de junio de 2016, 200 millones el mismo día de 2017, y los 300 millones restantes el 30 de junio de 2018. Lo más probable es que Banesco haga frente a esos 600 millones con lo que genere la propia entidad gallega, tanto con su negocio típico como con ventas de activos.

Pablo Ferrer

[email protected]