• El Grupo Clarín respeta el fallo, defenderá sus licencias en la Justicia y no descarta recurrir a instancias internacionales.
  • Según La Nación, sólo 48 horas después de la derrota electoral, "la Corte le ofrendó al Gobierno un salvavidas que le permite recuperar oxígeno político".
El Gobierno de Cristina Fernández (en la imagen) promulgó en 2010 la nueva ley de medios audiovisuales. La norma establecía la redistribución de las licencias en tres tercios a cada sector: privado, público y sociedad civil.

El artículo 161 obligaba al Grupo Clarín a desprenderse de algunas licencias de televisión. Por eso, este importante grupo de comunicación argentino recurrió la norma ante la Corte Suprema de Justicia argentina.

Pues bien: la Corte Suprema de Justicia argentina ratificó este martes la constitucionalidad de la Ley 26.522, de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA), por cuatro votos frente a tres. Lo que supone un varapalo para Clarín y un balón de oxígeno para Cristina Fernández, en horas bajas tras el resultado electoral del domingo y con problemas de salud.  

La ley, según los diarios 'Clarín' y 'La Nación', que en la situación actual de los medios argentinos nadie puede comprar si antes no ha amarrado con el Gobierno de Fernández una buena cuota de propaganda oficial, para lo cual debe alinearse políticamente con la Casa Rosada, recogía El Mundo.

El Grupo Clarín ya ha anunciado que respeta el fallo, pero que defenderá sus licencias en la Justicia:  no descarta recurrir a instancias internacionales, como la Corte Interamericana de Justicia. El grupo también adelantó que " continuará defendiendo judicialmente cada una de sus licencias vigentes y legítimamente adquiridas".

Y, según 'La Nación', sólo 48 horas después de la derrota electoral, la Corte le ofrendó al Gobierno un salvavidas que le permite recuperar oxígeno político.

La pregunta es: ¿están conectados la Corte Suprema de Justicia argentina y el Gobierno de Cristina Fernández

Andrés Velázquez

[email protected]