• Destacan que en la Argentina "se han ido aprobando progresivamente leyes antinaturales como las de salud reproductiva, de identidad de género, de autodeterminación sexual, del matrimonio igualitario, de muerte digna, de educación sexual escolar obligatoria, etc.".
  • Y añaden: "El proyecto está en contra del sentido común, de las virtudes y valores tradicionales de las familias de nuestra patria, en contra del derecho natural y se opone a la única verdad, que es inmodificable, perdurable y no sujeta a caprichosas decisiones humanas".
  • Denuncian, por ejemplo, la autorización para crear seres humanos en los laboratorios con la fertilización artificial; el permiso para la fecundación postmorten; el desprecio de los embriones fruto de esas fertilizaciones artificiales o la autorización para el "matrimonio" de personas del mismo sexo.
El Consorcio de Médicos Católicos de Buenos Aires (www.medicoscatolicos.org.ar) emitió un comunicado en el cual califica el proyecto oficial de nuevo Código Civil de "gravísimo atentado contra la ley natural y el orden jurídico", recoge Religión en Libertad.

"Este proyecto -precisa el comunicado- es la continuación de una serie de leyes que, aquí y en el extranjero, han creado nuevos derechos que en realidad son falsas interpretaciones de lo que es natural y biológico. En nuestro país se han ido aprobando progresivamente, en la legislatura nacional, en las provinciales y en consejos deliberantes municipales, leyes antinaturales como las de salud reproductiva, de identidad de género, de autodeterminación sexual, del matrimonio igualitario, de muerte digna, de educación sexual escolar obligatoria, etc.".

Los médicos católicos afirman además que "los autores del proyecto de reforma del Código Civil han demostrado total adhesión al más crudo relativismo moral, considerando que lo que ellos piensan y dicen, es la verdad y que lo que proponen, significa un bien para la sociedad" y consideraron que esto es un "grave error", porque "el proyecto está en contra del sentido común, de las virtudes y valores tradicionales de las familias de nuestra patria, en contra del derecho natural y se opone a la única verdad, que es inmodificable, perdurable y no sujeta a caprichosas decisiones humanas".

"Los autores consideran que su pensamiento coincide con el sentir de la mayoría del pueblo argentino, pero en realidad, no informan con verdad y veracidad sobre lo que están legislando y sobre las consecuencias que el nuevo Código -de aprobarse- tendrá sobre las personas, los niños, las mujeres, las familias y la sociedad en general", aseguraron.

El Consorcio sostuvo que el proyecto modifica muchos artículos y que "ya hay medulosos trabajos escritos por especialistas del derecho que demuestran los errores biológicos y jurídicos que se proponen" y citó aquellos considerados "más erróneos y de mayores consecuencias personales y sociales" desde el punto de vista médico y ético.

Entre los diez puntos  del  nuevo Código Civil denunciados por los médicos argentinos está la autorización para crear seres humanos en los laboratorios con la fertilización artificial; el permiso para la fecundación postmorten; la autorización implícita de la dación o venta de gametos; el desprecio de los embriones fruto de esas fertilizaciones artificiales, con permiso legal para congelarlos, experimentar con ellos, descartarlos o eliminarlos; la autorización para el "matrimonio" de personas del mismo sexo; la autorización para que las personas homosexuales puedan "adquirir" hijos; crear injustas diferencias entre los niños; la destrucción de la dignidad matrimonial; o la facilitación del divorcio.

Merece la pena leer a los médicos católicos argentinos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]