Las barreras de entrada en el seno de los partidos hacen que Susana Díaz se convierta en candidata única para liderar el PSOE andaluzLa consejera de presidencia de Andalucía, Susana Díaz, ha sido la única aspirante a las primarias para elegir candidato del PSOE a la presidencia de la Junta que ha conseguido los avales necesarios, a falta de comprobar el número exacto y la validez de los apoyos obtenidos, más de 22.000.

Los otros aspirantes, el consejero de Agricultura Luis Planas, el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, y el militante malagueño Marcos Antonio Encinas, no consiguieron obtener las 6.860 firmas necesarias para concurrir a las primarias.

De esa forma, una vez más, las barreras de entrada en el seno de los partidos han posibilitado que Susana Díaz se haya convertido en candidata única para liderar el PSOE andaluz y, en consecuencia, en su nueva líder. Una sucesión a dedo del anterior 'capo', José Antonio Griñán.

Lo explica muy bien un grupo de militantes del PSOE andaluz que ayer denunciaron en un informe que para estar en condiciones de acceder a la presidencia de la Junta si Griñán decide irse antes de que acabe la legislatura "es necesario ser parlamentario", con lo que las primarias provocan un "reparo objetivo" y es que "restringe" la condición de elegible a sólo 46 militantes, lo que supone un "atentado" contra el derecho "fundamental" de participación.

Y añadieron: "Ello es así porque, en este caso de Andalucía, se está utilizando el sistema de primarias para atender a algo para lo que no está pensado", dicen los firmantes, que califican el proceso de "cooptación reglada de sucesor o sucesora en el mando" del que no hay precedentes en el Derecho Político Comparado si se exceptúan las prácticas "de los antiguos Partidos comunistas de modelo soviético". Toma ya.

Por tanto, concluyen, no han sido respetadas las "normas reguladoras" del partido ni las aplicables a las fuerzas políticas en general, por lo que piden a la dirección federal que suspenda un proceso que, tal y como está planteado, consideran "dañino" para el PSOE. Y añaden que "cae por los suelos" el respeto a los principios de "seguridad jurídica" y de "confianza legítima" porque el PSOE se había comprometido a la convocatoria de primarias en momentos cercanos a los procesos electorales, de forma que esta decisión demuestra una "grandísima caprichosidad".

Andrés Velázquez
[email protected]