• Eso sí, la buena evolución de la mora le permite mantener el tipo en la cuenta de resultados.
  • La cuenta de resultados también se ve favorecida por el control de gastos y por los ingresos por comisiones, que suben más que el beneficio bruto.
  • A pesar de su pequeño tamaño las autoridades rectoras de la reforma bancaria nunca se han planteado fagotizar a Bankinter.

Son muchos años dentro del ámbito financiero y siempre he tenido la impresión de que Bankinter en un banco diferente, en su gestión, su tipo de entender el negocio, su "charme y savoir fer". Quizás, en una sola idea, un banco como los de antes, con las adaptaciones necesarias a nuestro tiempo. Esto siempre lo he corroborado con los colegas que en distintos momentos han trabajado en la entidad y todos, en mayor o menor medida, me lo han ido confirmando.

Bankinter, hasta en sus cuentas, se está mostrando como una entidad diferente. Sus resultados positivos 50,4 millones de euros contra los 49,4 millones del primer trimestre del pasado ejercicio, también contagiada de los márgenes de intereses donde "pinchan" con un resultado de 32 millones de euros menos que en 2012, que una política de contención del gasto, un incremento en las comisiones cobradas, algunas "operaciones financieras" -eufemismo de ingresos atípicos- que corresponden al margen técnico de su filial de seguros Línea Directa, y cuenta de resultados cuadrada con beneficio. Lo normal que se ha hecho toda la vida, sencillo y claro.

Hasta en la presentación se nota la marca de la casa, claro y sencillo, que se ha mejorado en las dotaciones por morosidad un -6,9%, hasta un total de 74,7 millones de euros, se dice claro y sin alardes de autocomplacencia. "La morosidad no da tregua", titulan su dato, y es que un 4,5% de ratio de morosidad frente al 10,40% de media del sector es para que a una entidad más o menos responsable le preocupe y añada un comentario no por obvio acertado: "Y no lo hará mientras las cifras de desempleo continúen creciendo".

Bien en su liquidez que les ha permitido reducir la financiación recibida del BCE, el GAP comercial y de vencimientos de emisiones mayorista. Todo sin alardes de haber mejorado su liquidez.

Y para acabar de dar una imagen de gestión correcta, las inversiones en negocios estratégicos como Banca Privada, Banca de Empresas y Seguros continúan aportando valores positivos a la cuenta de resultados.

¿Qué más pedir Por favor, que las corrientes de concentraciones bancarias no se lleven por delante una forma "racional" de hacer banca y que hizo que el ministro De Guindos incluyese a Bankinter dentro de los "9 más Bankinter" del nuevo mapa bancario.

Rodrigo de Silos

[email protected]