Es el resultado del informe de State of The Media Democracy, de la consultora Deloitte, investigación en la que han intervenido más de 2.000 españoles y alrededor de 20.000 habitantes del resto del mundo, sobre los hábitos de consumo, usos, costumbres y expectativas de los compradores en su interacción con los medios de comunicación.

Internet se afianza como el medio prioritario de ocio por delante de la televisión, un movimiento que se explica por el consumo cada vez mayoritario de la Red, para el visionado de televisión, para la lectura de artículos y noticias.

Además de Internet y la televisión, los otros medios elegidos como forma de entretenimiento son leer libros, escuchar música y leer periódicos.

El estudio también examina el aumento del número de telespectadores que llevan a cabo otras actividades paralelamente al visionado de la televisión; solamente el 19% de los encuestados afirma no realizar ninguna otra actividad mientras ve la televisión.

De entre los que reconocen efectuar otras actividades, un 30% navega por Internet, un 25% gestiona el correo electrónico, un 22% está interactuando en una red social, y un 13% visita un blog.

Apunta el informe que los aparatos más valorados por los consumidores consultados son el ordenador portátil, el smartphone y el ordenador de sobremesa.

La consultora también estudia el ámbito publicitario y confirma que las decisiones de compra siguen siendo influenciadas por los medios convencionales entre los que, la televisión es el de mayor predominio.

No obstante, el estudio pone de manifiesto que la publicidad a través de las redes sociales, tiene un mayor impacto, de forma que el 29% de los usuarios reconoce que las redes sociales influyen en sus decisiones de compra.

Aún así, un 45% sigue concediendo una mayor atención a la publicidad impresa en prensa y revistas que a la publicidad en Internet.

Clemente Ferrer
[email protected]