• Un estudio realizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada del Reino Unido revela que la situación de los cristianos se ha deteriorado notablemente en muchos países. 
  • La fundación pontificia destaca que "en algunas partes y, sobre todo, en Oriente Próximo, la supervivencia de la Iglesia está en juego". 
  • Y añade: "Los incidentes de persecución son constantes y van a peor: hay iglesias incendiadas, cristianos presionados para que se conviertan, violencia colectiva contra viviendas cristianas, secuestro y violación de niñas cristianas, propaganda anticristiana...". 
En muchos países, la situación de los cristianos se ha deteriorado notablemente. Esta es la conclusión a la que llega el informe "¿Perseguidos y olvidados", que será dado a conocer al público en un acto en las cámaras parlamentarias británicas hoy viernes, por la oficina británica de la fundación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Pronto estará disponible la versión en castellano.

Dicho informe examina la situación de los cristianos en 30 países, entre ellos, Afganistán, China, Laos, Pakistán, Vietnam y Zimbabue. Concretamente, analiza la situación en varios países mayoritariamente islámicos y en Estados cuyos sistemas políticos tienen un carácter pronunciadamente autoritario. El periodo examinado abarca los últimos dos años y medio.

John Pontifex, jefe de Prensa e Información de Ayuda a la Iglesia Necesitada en Reino Unido, resume así el contenido: "El principal resultado del informe es que en dos tercios de los países donde la persecución de los cristianos es más acentuada los problemas han incluso empeorado. De hecho, en algunas partes y, sobre todo, en Oriente Próximo, la supervivencia de la Iglesia está en juego".

Para los cristianos, la llamada primavera árabe se ha convertido en muchos casos en lo que el informe califica de "invierno cristiano".

Aunque las turbulencias políticas hayan afectado a personas de todos los grupos religiosos, se puede afirmar que sobre todo las confesiones cristianas han experimentado la mayor hostilidad y violencia, convirtiéndose en víctimas de todo tipo de conflictos políticos, económicos, sociales y religiosos, por ejemplo, de los conflictos entre musulmanes suníes y chiíes. Como resultado, gran número de cristianos se han visto obligados a huir. El informe considera que el éxodo está alcanzando "proporciones casi bíblicas".

John Pontifex explica al respecto: "Todas las fuentes indican que los incidentes de persecución son constantes y que van a peor: hay iglesias incendiadas, cristianos presionados para que se conviertan, violencia colectiva contra viviendas cristianas, secuestro y violación de niñas cristianas, propaganda anticristiana por parte de los medios de comunicación y de los Gobiernos, discriminación en escuelas y en el lugar de trabajo, etc.

"¿Perseguidos y olvidados" plantea la cuestión de hasta qué punto la comunidad internacional está defendiendo la libertad religiosa".

Según la información presentada por "¿Perseguidos y olvidados", la influencia de los grupos fundamentalistas islámicos se ha incrementado notablemente en los últimos dos años y medio. Estos grupos representan probablemente la mayor amenaza a la libertad religiosa en nuestro mundo actual, pues su objetivo es la eliminación –o, al menos, la subyugación– de los cristianos.

También en los países comunistas han aumentado los esfuerzos para ejercer un control sobre la población cristiana. Sin embargo, en estos países los cristianos tienden a ser perseguidos sobre todo por sus contactos con disidentes o con Occidente, y no tanto por su fe.

En Corea del Norte, el Estado no reconoce oficialmente ninguna actividad religiosa, y las toleradas son estrictamente controladas. China continúa empeñada en imponer su autoridad a todos los grupos cristianos y, en especial, a los no oficialmente registrados.

Lo hemos dicho otras veces: urgen oraciones y ayuda por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]