• Ultima un acuerdo con Norwegian -la tercera low cost europea- para que abra base en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
  • El aeropuerto madrileño está sólo al 51% de su capacidad.
  • Además de arreglar el desastre de Barajas, Aena quiere ganar masa crítica con vista a su privatización: tras la compra de Luton, ahora puja por el aeropuerto de Río de Janeiro.
  • ¿Y la subida de tasas A pesar del aumento, el aeropuerto de la capital tiene las tasas más bajas entre sus homólogos europeos.
  • Mientras tanto, Air Europa se beneficia de la caída de Iberia y aumenta su presencia en las terminales 1, 2 y 3.

La negociación de Aena con la aerolínea escandinava Norweigan tiene un doble objetivo. Por un lado, aumentar el tráfico aéreo de Madrid-Barajas y, por otro, pararle los pies al duopolio formado por Easyjet y Ryanair. De hecho, en el Ministerio de Fomento están más que hartos de la aerolínea irlandesa que dirige el polémico Michael O'Leary, que se ha convertido en la compañía de los recargos y, sobre todo, de las subvenciones.

Pero esto se acabó y el presidente-consejero delegado de Aena, José Manuel Vargas (en la imagen) ultima el acuerdo con Norwegian, para que establezca su base de operaciones en el aeropuerto madrileño. Desde aquí, la tercera low cost europea ampliará su oferta nacional e internacional.

Sin duda, los responsables de Norwegian ven en Madrid-Barajas una gran oportunidad de cara al futuro. A su posición geográfica envidiable, hay que unir el hecho de que el aeropuerto está tan sólo al 51,7% de capacidad, es decir, su potencial de crecimiento es inmenso, circunstancia que no ocurre, por ejemplo, con Heathrow, actualmente al 100% de su capacidad.

Pero el objetivo de Aena no es únicamente poner fin a la caída de viajeros de Barajas, que en agosto disminuyó su tráfico un 14% respecto a un año antes, sino ganar masa crítica con vistas a su privatización, concretamente, con vistas a vender el 60% de la compañía. En ese proceso se encuadra la compra, en agosto de 2013, del aeropuerto londinense de Luton a Abertis y la puja en la que está inmersa ahora por el aeropuerto de Río de Janeiro, en Brasil.

¿Y qué ocurre con las tasas Pues miren, a pesar de la subida, el aeropuerto de la capital tiene las tasas más bajas entre sus homólogos europeos.

A todo esto, Air Europa va ampliando su presencia en Madrid-Barajas, concretamente en las terminales 1, 2 y 3. Además, el presidente del grupo, Juan José Hidalgo, ha afirmado este lunes en una entrevista en Onda Cero, que la aerolínea se ha beneficiado de la caída de Iberia. "Todos los conflictos de Iberia han hecho que la compañía no haya ido bien, al no ir bien, nosotros nos hemos aprovechado", ha señalado.

Hidalgo no descarta la salida a Bolsa de Air Europa si el mercado continúa creciendo.

Miriam Prat

[email protected]