• El presidente de Acciona se enfrenta a los reproches de su propia familia.
  • Desde el pelotazo de Endesa no ha dado una a derechas.
  • Su obsesión por jugar a la energía verde le han hecho perder un 30% de su valor en bolsa en lo que va de año.
  • Y la última reforma energética del Gobierno ha demostrado que su influencia es nula.
  • Ahora mismo, a Entrecanales no le cabe otra solución que vender todos los activos posibles, también de energía verde en el exterior, y reconducir la compañía.
  • Incluso se replantea la posibilidad de que Juancho Entrecanales vuelva a liderar la empresa.

Si hay un empresario que está pasando unas desgraciadas vacaciones ese es José Manuel Entrecanales (en la imagen), presidente de Acciona. Es la viva imagen de un millonario de cuna al que le ha dado por la ecología y ya se sabe que la ecología siempre resulta cara  y casi siempre frustrante.

Confirió la constructora que heredó de su padre y tío, José María y Juan Entrecanales, y la convirtió en una eléctrica de energía verde. Pues bien, mientras las subvenciones oficiales fluyeron la cosa fue bien, pero con las reformas energéticas el Ejecutivo Rajoy, ha llegado el desastre.

Su familia, tías y primos, principalmente, le reprochan que en lo que va de año haya perdido un 30% del valor en bolsa de sus acciones. La familia Entrecanales vive de Acciona. Incluso se ha llegado a replantear la posibilidad de que Juancho Entrecanales, su primo, hijo de Juan Entrecanales, y responsable de la división de construcción le sustituya al frente de la Corporación.

Ahora, José Manuel Entrecanales afronta una acelerada venta de activos Lo malo es que no es el momento ideal para vender energía verde. Nadie compra.

Miriam Prat

[email protected]