La madre denuncia que "se dio muerte a mi hijo sin mi consentimiento"La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) ha denunciado al centro abortista Arcos-Guadiana de Badajoz por un presunto delito de aborto ilegal.

El 24 de octubre de 2012 una madre acudió al centro buscando simplemente información y salió del mismo sin su hijo, a pesar de  que  no deseaba el aborto, sin que se le diera ningún plazo de reflexión como establece la ley y sin que recibiese ningún tipo de información sobre las alternativas. La madre se negó a practicarse el aborto, "forcejeando sin éxito por levantarse de la camilla" donde la iban a intervenir. Asimismo, la madre denuncia las fuertes secuelas físicas y psicológicas que se han derivado del aborto.

El centro Arcos-Guadiana ha tenido más conflictos por sus actuaciones y la Asociación de Abogados Cristianos está dispuesta a denunciar cada uno de los  casos que le están llegando en relación a la práctica de abortos presuntamente ilegales. 

En 2012, la Junta de Extremadura, gobernada por el Partido Popular, declaró de interés  sanitario unas jornadas sobre aborto donde participaba como ponente el director-gerente del centro de abortos objeto de la denuncia, Miguel Montejo Bombín.

La presidenta de AEAC, Polonia Castellanos, ha declarado que "la razón oculta para aprobar la ley Aído fue proteger a la patronal del abortismo, y lo que se está consiguiendo es que los empresarios del aborto actúen pensando que tienen total impunidad y con desprecio hacia la mujer, a la que solamente ve como un negocio".

Andrés Velázquez
[email protected]