Programa informativo -sobre todo eso: informativo- de Cuatro, el engendro de PRISA ahora en manos del engendro Tele 5. Una reportera persigue por la calle a Juan José Güemes, ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, imputado por la privatización de la gestión de la Sanidad madrileña. Güemes siempre me ha caído un poco gordo, pero en ese momento me dio lástima. ¿Qué podía hacer ¿Volverse y darle un guantazo a su acosadora Es lo que haríamos cualquiera de nosotros en su misma situación, pero no me parece muy aconsejable.

Cambio de cadena. Debate en La Sexta. Una de las demagogas gestuales del antiguo reino del comunista y anticlerical Roures (en la imagen), hoy del conservador José Manuel Lara, ambos con un ideario clarísimo: la cuenta de resultados.

Me llama la atención que de los cuatro tertulianos, tres son periodistas serios y el cuarto, la cuarta, es tan demagoga como la presentadora. Sin embargo, los tres periodistas serios nada pueden hacer por reconducir el debate hacia la cordura. Es lógico, cuando el formato de estas tertulias televisivas consiste en que gana aquel que más grita el señorío cede ante la vulgaridad. Aunque cuando se trate de tres contra uno o incluso de cuatro contra cero.

Oiga, yo soy periodista y esto no es periodismo, eso es acoso disfrazado de libertad de prensa. Si alguien no quiere hablar no hay que ponerle un micrófono en la boca. Y el otro gran formato, las tertulias televisivas, se han convertido en una sarta de mentiras gritadas. Esto tampoco es periodismo: es injuria, difamación y calumnia.

Por lo demás, el periodismo de sucesos ha vuelto al proscenio televisivo. Pero no se trata del noble periodismo de investigación en comisarías y juzgado. Este consiste en colocar cámaras y micrófonos ante el declarante e impedirle entrar en el juzgado sin que sus Señorías muevan un dedo para defender, al menos, su derecho a caminar.

Luis Bárcenas puede ser un chorizo de mucho cuidado -no lo sé- pero tiene derecho a que no le acosen ni le ofendan con preguntas que no pretenden saber sino actuar de fiscales.

A mí este periodismo me da un poco de asco.

Eulogio López

[email protected]