Que conste que no lo digo yo, lo dice el Boletín Oficial del Parlamento de Cataluña, es decir, el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya, que es lo mismo pero suena mejor si se pronuncia como es debido. Verán: en el citado documento, con fecha 21 de mayo de este año, aparece una proposición de ley de las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales y para la erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia. Y, ¿quién presenta el texto Pues la izquierda catalana al completo: ERC, PSC, ICV y EUiA. También apoya el texto el Grupo Mixto.

Más allá de los apoyos, vamos a detenernos en uno de los puntos de la norma y que, cuanto menos, llama la atención. En el artículo 6 -Principios orientadores de la actuación de los poderes públicos- se dice textualmente que uno de esos principios debe ser "Incrementar la visibilidad, la participación y la representación (de los gays, lesbianas, etc.), así como su realidad y sus necesidades específicas tanto dentro del ámbito público como del privado".

Y yo me pregunto una cosa: ¿desde cuándo una de las funciones de los poderes públicos es la promoción Y yo que pensaba que la función de los poderes públicos era la defensa de los derechos cuando éstos son atacados.

Ya se ve que no, que los poderes públicos progres van más allá -por eso son progres, claro- y ahora se dedican a "incrementar la visibilidad" de los gays. Eso sí, como buenos progres lo harán con el dinero de todos. Dinero que, según algunos de los más grandes pensadores y pensadoras progres, no es de nadie.

En definitiva, vamos hacia una homosexualidad libre, promocionada y subvencionada. Lo contrario es discriminatorio.

Pablo Ferrer

[email protected]