Manos Unidas es la Asociación de la Iglesia Católica en España para la ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo. Es, a su vez, una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD).

Se ha lanzado una campaña de publicidad bajo el eslogan "La Vida pasa para todos pero no para todos pasa igual", "Ayuda a eliminar los efectos de la pobreza".

Los 842 millones de personas que pasan hambre en el mundo, la situación de pobreza, de explotación, de enfermedad e injusticia en la que viven tantos seres humanos en nuestros días, motiva esta campaña publicitaria con la que Manos Unidas busca "visibilizar" los efectos que tienen en los rostros de las personas estas situaciones.

A esta iniciativa se podrá acceder desde la página de Facebook de Manos Unidas, dispositivos móviles, y www.efectosdelapobreza.org. Con ella, todas las personas que lo deseen podrán acceder a un impactante "simulador" en el que, subiendo la foto de su cara y aplicando hasta cuatro filtros especiales, verán reflejados en sus rostros los efectos del Hambre, la Explotación, la Enfermedad y la Injusticia. Además, podrán descubrir testimonios reales desde los proyectos de Manos Unidas, compartir la foto resultante en redes sociales y, colaborar con Manos Unidas para que pueda seguir luchando contra el hambre en el mundo.

La actriz Inma Cuesta, protagonista de la exitosa serie televisiva Águila Roja, es el rostro de esta campaña de denuncia, sensibilización y captación de Manos Unidas.

La vida que vivimos deja una huella en nuestro aspecto físico, y en nuestro rostro se acaba reflejando nuestra historia personal. Un ejemplo de este cambio es el envejecimiento prematuro que experimentó en tan sólo 18 años, la niña afgana (Sharbat Gula), en la famosa portada de Steve McCurry para la revista National Geographic. 

Este cambio en el rostro de las personas lo presencia y experimenta Manos Unidas, que lleva 55 años luchando contra la pobreza y el hambre en el mundo. Lo que la ONGD contempla cada día, en los más de 56 países en los que está presente, es lo que ahora quiere dar a conocer de manera visual, facilitando que cada persona pueda experimentar, en su propio rostro, los efectos de la pobreza (Fuente: Manos Unidas).


Clemente Ferrer

[email protected]