Consecuencia: el déficit comercial de los siete primeros meses del año alcanzó los 13.187 millones de euros, un 56,3% más. Las exportaciones españolas de mercancías en el periodo enero-julio ascendieron un 9,1% respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzaron los 163.065 millones de euros, máximo histórico de la serie para el acumulado en este periodo. Las importaciones se incrementaron un 11,7% hasta los 176.252 millones, informa el Ministerio de Economía. Como resultado, el déficit comercial de los siete primeros meses del año alcanzó los 13.187 millones de euros (8.436 millones en el mismo periodo de 2016), lo que equivale a un 56,3% más. Las ventas españolas al exterior registraron mejor evolución que las del conjunto de la zona euro y la UE. Al tiempo, las exportaciones a mercados fuera de la UE crecieron un 10,7%. La tasa de cobertura -exportaciones sobre importaciones- se situó en el 92,5% (94,7% en enero-julio de 2016) y es el tercer mejor registro de toda la serie histórica, sólo superado en 2013 y 2016. En volumen, las exportaciones subieron un 8,9%, ya que los precios (aproximados por los Índices de Valor Unitario) crecieron un 0,2%; y las importaciones aumentaron un 5,8% (los precios subieron un 5,5%). El saldo no energético arrojó un superávit de 87,6 millones de euros (1.014 millones de euros de superávit en el acumulado hasta julio de 2016) y el déficit energético se incrementó un 40,5%, hasta los 13.275 millones de euros (9.450 millones en 2016). El crecimiento de las exportaciones entre enero y julio supera el del conjunto de la zona euro (7,5%) y la UE (7,8%). También es más alta que las tasas de Francia (3,6%), Alemania (6,4%), Italia (7,6%), EEUU (6,6%) y China (5,4%), pero inferior a la de Reino Unido (19,3%) y Japón (10%). José Ángel Gutiérrez [email protected]