La primera entidad italiana multiplica por seis el beneficio del tercer trimestre pero registra caídas en la actividad típicamente bancaria. Durante los dos primeros trimestres del año, Unicredit ganó 1.853 millones de euros. Pues bien, sólo en el tercer trimestre, el beneficio ha sido de 2.820 millones, seis veces más que el registrado un año antes, gracias a la venta de Pioneer Global Asset Management. Porque lo cierto es que el negocio típicamente bancario no acaba de arrancar. Los ingresos de explotación han caído un 3,9%, hasta los 4.646 millones, con unos ingresos por intereses un 3,5% inferiores a los del tercer trimestre de 2016. El margen de intemediación también ha sufrido un duro varapalo y se ha desplomado un 20,3%. Sólo se han salvado las comisiones, que han aumentado un 4,2%. Pablo Ferrer [email protected]