Aunque acumula un descenso del 37,3% desde los máximos alcanzados en 2007 El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó un 4,5% en febrero en relación al mismo mes del año pasado, hasta niveles similares a los de mediados de 2013, según el índice Tinsa IMIE. No obstante, el precio de la vivienda acumula un descenso del 37,3% desde los máximos alcanzados en 2007 y una caída del 9% desde que tocara suelo hace tres años, en febrero de 2015. Los mayores incrementos interanuales registrados en febrero de este año en el precio de la vivienda se dieron en Baleares y Canarias, con un aumento del 6,8% respecto a febrero de 2017, y en las capitales y grandes ciudades, donde subieron un 5,9% interanual. Por su parte, los precios crecieron en febrero un 4,4% interanual en la costa mediterránea; un 3,9% en las áreas mediterráneas, y un 1,1% en el resto de municipios. Según Tinsa, el precio de la vivienda en España está un 37,3% por debajo de los máximos alcanzados en 2007. El ajuste acumulado desde máximos supera la media nacional en la costa mediterránea (-46%), en las áreas metropolitanas (-42,4%) y en las capitales y grandes ciudades (-38,7%). Andrés Velázquez [email protected]