La petrolera angloholandesa gana 7.867 millones de euros y factura 188.551 millones ( 30%), de lo que se beneficiarán sus accionistas: dividendo de 0,403 céntimos. Royal Dutch Shell está sacando tajada del buen momento que viven los dos sectores a los que se dedica -petróleo y gas-, pues ha triplicado su beneficio en los nueve primeros meses. En concreto, ha ganado 7.867 millones de euros, un 202% más que hace un año. La petrolera angloholandesa ha facturado 188.551 millones, lo que supone un 30% más que en el mismo periodo de 2016. Unos "fuertes resultados", en palabras del Ceo, Ben van Beurden, de los que se beneficiarán los accionistas: el dividendo provisional del tercer trimestre será de 0,403 céntimos. Cristina Martín [email protected]