El juez investiga un desvío de fondos de mas de 10 millones de euros. La Guardia Civil está llevando a cabo al menos una decena de registros en varias empresas ubicadas en varios municipios catalanes relacionadas con contratos fraudulentos en el suministro de agua y alcantarillado. Entre los municipios afectados por estos registros está Girona, informa la SER. La investigación se centra sobre todo en la época socialista aunque según fuentes de la Guardia Civil se examinan también contratos que se concedieron en la época en la que el actual president Carles Puigdemont era alcalde de Girona. Las empresas que se están registrando tienen que ver con concesiones en la explotación del agua. De momento la investigación que está llevando a cabo la Guardia Civil no señala directamente a Carles Puigdemont como intermediario en las concesiones pero sí que apunta al president de Cataluña como la persona que siguió permitiendo la continuación de las irregularidades. Sin embargo fue el propio Puigdemont quien encargó diferentes auditorías que hicieron emerger las irregularidades en las empresas de aguas. El juez del juzgado número 2 de Girona, Manuel Marcelo, investiga un desvío de fondos de mas de 10 millones de euros a la empresa Agissa, que fue utilizada para financiar a la antigua Convergencia, CDC. Es decir se investiga una posible financiación irregular a CDC a cambio de contratos públicos. Andrés Velázquez [email protected]