El país registra la mejor y más larga la racha de PIB desde la década de los 80. La economía de Japón ha registrado el crecimiento continuo más largo desde el período de crecimiento de 12 trimestres entre abril-junio de 1986 y enero-marzo de 1989, recoge Swissinfo. La economía nipona creció a una tasa anualizada de un 0,5 por ciento en octubre-diciembre, menos que la estimación mediana para un crecimiento anualizado de un 0,9 por ciento. Eso siguió a un aumento revisado de un 2,2 por ciento anualizado en julio-septiembre. El crecimiento del cuarto trimestre fue impulsado por el gasto de los consumidores, lo que lleva el plan de reactivación del primer ministro Shinzo Abe más cerca de vencer décadas de estancamiento. El largo periodo de crecimiento también es una señal alentadora para el Banco de Japón (BoJ, por su sigla en inglés), ya que sugiere que la economía puede estar finalmente cobrando un impulso que permitiría elevar los precios al consumidor hacia su meta de inflación de un 2 por ciento. Sin embargo, la ausencia de un efecto de inflación en los datos y una disminución de los salarios reales en el trimestre resaltan los desafíos que aún enfrenta el BoJ por fomentar un ciclo virtuoso de crecimiento, gasto de los consumidores e inversión empresarial, un elemento clave de la política conocida como 'Abenomics'. Andrés Velázquez [email protected]