La Fiscalía considera que los ex directivos de la constructora cometieron un delito continuado, por lo que no habría caducado su responsabilidad pena. La sentencia del caso Palau absolvió a los ex directivos de Ferrovial porque los delitos habían prescrito. Pedro Buenaventura y Juan Elízaga respiraron aliviados. Se enfrentaban a una pena de cuatro años y medio de prisión. Ahora, sin embargo, la Fiscalía ha vuelto a la carga y anunció el lunes que recurrirá la sentencia. Y es que, según el Ministerio Público, la responsabilidad penal de Buenaventura y Elízaga continúa vigente porque cometieron un delito continuado. La próxima cita tendrá lugar el lunes 5 de febrero. La Fiscalía pedirá medidas cautelares para los condenados. Pablo Ferrer [email protected]