Frente al 8,82% de marzo. Preocupación en el sector por el binomio mora alta y tipos bajos. La morosidad es clave en el sector financiero, que vive de prestar dinero. Siempre se ha considerado que un 9% de mora es peligroso, un nivel que el sector ha superado con creces durante la crisis última. Y le está costando salir. En abril, la morosidad bancaria aumentó hasta el 8,85%, desde el 8,82% de marzo, según la nota publicada este viernes por el Banco de España. Más que el aumento de la tasa, que ha sido mínimo, lo que preocupa en el sector es el estancamiento en niveles cercanos al 9%. Sobre todo si ha ello unimos los bajísimos tipos de interés, que reducen los márgenes financieros hasta niveles casi insostenibles. Pablo Ferrer [email protected]