En deuda a largo plazo y con tipos más altos a cinco años. El Tesoro Público ha colocado 4.500 millones de euros en una nueva subasta de bonos y obligaciones. La demanda ha superado los 11.300 millones de euros. En concreto, ha colocado 630 millones en bonos a 5 años, con un tipo de interés marginal del 0,387%, por encima del 0,330% de referencia de la subasta del pasado 18 de enero. Además, ha captado otros 1.960 millones en obligaciones a 10 años y ha ofrecido un interés marginal del 1,586%, que no es comparable con ninguna otra referencia con el mismo cupón. Por último, ha colocado otros 1.910 millones de euros en obligaciones a 15 años, con una rentabilidad marginal del 2,113%, prácticamente el mismo tipo que el 2,112% de referencia de la subasta celebrada el 18 de enero. La prima de riesgo sigue colocada por debajo de los 80 puntos básicos. José Ángel Gutiérrez [email protected]