Los sindicatos lo consideran "un paso de gigante". En un primer momento, el Santande ofreció prejubilaciones a los mayores de 58 años. Después rebajó la edad hasta los 55 y este lunes, tras la quinta reunión con los sindicatos, ha ofrecido a los empleados de entre 50 y 54 años salir con el 80% del sueldo por ocho años, abonado de una sola vez, eso sí, con un tope máximo de 380.000 euros. La oferta mejora sustancialmente la anterior: 40 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades. Además, el Santander ha reducido el número de afectados, que ha pasado de 1.585 a  1.200, tal y como adelantó Hispanidad. Pero esto es sólo el ajuste en los servicios centrales del Santander y del Popular. Luego vendrá el de las oficinas. Pablo Ferrer [email protected]