El aumento se produjo, especialmente, en las capitales y las grandes ciudades y las áreas metropolitanas. El precio de la vivienda nueva y usada experimentó el pasado mes de agosto un incremento del 4,7% en relación con el mismo mes del año anterior, según el informe mensual de la sociedad de tasación Tinsa. Un alza derivada del aumento, especialmente, en las capitales y las grandes ciudades (que repuntaron un 6,8%) y las áreas metropolitanas (un 6,7%). José Ángel Gutiérrez [email protected]