El grupo prevé que este año gane casi lo mismo que en 2016 y pone sus esperanzas en "un prometedor 2018". Ebro Foods se mantiene tanto en beneficios y ventas, a pesar de las nuevas compras, según los resultados presentados. Parece que acusa cierta monotonía, pues no espera "ninguna operación corporativa de calado" en los próximos meses y prevé acabar el año ganando casi lo mismo que en 2016, poniendo sus esperanzas en "un prometedor 2018". El beneficio neto ha sido de 128 millones de euros hasta septiembre, sólo un 0,5% superior al de hace un año, y las ventas han ascendido a 1.831 millones ( 0,6%). Eso sí, el Ebitda destaca con un aumento del 4,3%, situándose en 260,9 millones. El grupo alimentario sigue siendo líder mundial en arroz, con unas ventas de 975 millones ( 1,7%), y segundo en pasta, donde la facturación ha bajado un 1,3%, hasta los 896 millones. Mejores variaciones han tenido ambas divisiones en Ebitda: 153,7 millones ( 5,3%) y 114,4 millones de euros ( 2,1%), respectivamente. Por su parte, el endeudamiento también se ha mantenido plano, situándose en 454,7 millones, a pesar de la compra de Geovita. Además, el grupo no prevé grandes variaciones de cara a final de año, cuando se situaría en unos 484 millones. Cristina Martín [email protected]